6 datos curiosos sobre los conos de tráfico

Está ante nosotros los omnipresente conos viales de Unimat de tráfico naranja que nos ayudará bastante cuidando nuestra integridad de algún accidente de trafico. Los vemos prácticamente todos los días, pero ¿Qué sabemos realmente sobre ellos? He aquí seis datos curiosos sobre estas maravillas cónicas y brillantes que nos ayudan a mantener la seguridad en las carreteras.

  1. Se estima que hay 140 millones de conos de tráfico en uso en todo el mundo.
  2. Antes de que se inventara el cono de tráfico, se utilizaban barreras y trípodes de madera para marcar los puntos peligrosos de la carretera. No eran fáciles de ver y a menudo se rompían. Además, había que montarlos para cada proyecto y eran voluminosos de almacenar.
  3. En 1940, mientras trabajaba como pintor de calles para la ciudad de Los Ángeles, Charles D. Scanlon diseñó un marcador cónico y hueco para evitar que los coches pasaran por encima de la pintura húmeda. En 1943 patentó el cono de tráfico de goma.
  4. En 1947, los conos de tráfico de caucho se producían en masa, lo que significa que se han utilizado en las carreteras durante los últimos 73 años.
  5. En 1961, se cree que el ingeniero británico David Morgan construyó los primeros conos de tráfico experimentales de plástico. Actualmente tiene el récord mundial Guinness de la mayor colección de conos de tráfico únicos, que consta de 137 conos e incluye 2/3 de todos los tipos de conos jamás fabricados.
  6. Cada año se roban aproximadamente un millón de conos de tráfico. Para ayudar a paliar un problema similar en el Reino Unido, los departamentos de policía de todo el país celebran ocasionalmente “amnistías de conos”, dando a los ciudadanos la oportunidad de devolver los conos de tráfico “prestados”.
Entradas creadas 71

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba