¿Cómo causar buena impresión en una entrevista de trabajo?

Probablemente más de una vez se preguntaron los jóvenes especialistas que se encontraban en la puerta de la organización, donde estaban programados para una entrevista. Su destino futuro depende de cómo se muestre en una reunión personal.

En primer lugar, necesitamos hacer una cita, por supuesto, antes de eso todavía tenemos que redactar el currículum correctamente, pero asumiremos que se ha dado este paso. Por lo general, esto sucede a través de una conversación telefónica y es a partir de aquí que comienza nuestro largo viaje hasta la meta, que significa conseguir la posición deseada.

Ya en esta etapa es necesario dar una buena impresión. Tu voz debe ser segura y educada. Especifique a qué tipo de puesto está invitado y también puede hacer cualquier pregunta que le moleste. Esto debe hacerse de la manera más sucinta posible. No bombardees a tu interlocutor con un sinfín de preguntas y aclaraciones.

Pregunte solo lo más importante, y si por alguna razón no le gustó esta oferta, entonces debe rechazar cortésmente el puesto propuesto. En este caso, es recomendable dar argumentos, ya que algunas organizaciones pueden encontrar a sus empleados a mitad de camino.

Si estuvo de acuerdo, y la entrevista está programada, ahora debe anotar la información de contacto del secretario o del empleador directamente, su nombre y patronímico, la dirección donde se encuentra la organización. Además, verifique a qué hora está programada la entrevista y asegúrese de que nada pueda interferir con usted durante este tiempo. Es importante comprender que las entrevistas rara vez duran menos de una hora. Establece tu tiempo libre para que tengas unas horas de reserva.

Entonces, se han dado los primeros pasos, la entrevista está programada, ahora nuestra tarea es prepararnos bien para dar una impresión positiva en la entrevista. El primer paso es elegir cuidadosamente el atuendo con el que irá a la reunión con el empleador. Es recomendable dar preferencia a los trajes formales o simplemente a la ropa bonita que se pueda llevar a la salida. No se vista demasiado vulgar y llamativo.

La ropa es importante

Recuerde: todavía son recibidos por su ropa. Por cierto, si la entrevista se lleva a cabo en verano, excluya inmediatamente la opción de ropa de playa. Los pantalones cortos cortos o extra largos definitivamente no son adecuados para una entrevista. Lo mejor es dar preferencia a un vestido ligero o pantalones finos. Los pantalones deportivos y las zapatillas deportivas tampoco son deseables en este caso.

Habiendo decidido la ropa, comience a preparar todos los documentos necesarios. Lo mejor es tener una carpeta especial, donde definitivamente debes poner tu pasaporte junto con una copia (o mejor con varias copias), currículum (también en varias copias), diploma o diplomas de educación, varios certificados, certificados, todo lo que pueda ser de utilidad para ti en una entrevista.

El siguiente paso es estudiar la información sobre la organización. En esta etapa, debe familiarizarse lo más posible con la historia de la organización, estudiar sus logros y recordar algunas fechas memorables. De esta forma, puedes demostrarle al empleador durante la entrevista que tienes una idea de dónde quieres trabajar, lo que seguramente te ayudará a impresionar durante la entrevista. La mayoría de los ejecutivos apreciarán este entusiasmo por nueva información.

Planifique el día de la entrevista

A continuación, debe planificar cuidadosamente su día. Piense de antemano a qué hora se despertará. Reserve una cierta cantidad de tiempo para ducharse, desayunar, ordenar y llegar a su destino. Al mismo tiempo, es aconsejable disponer de cuarenta minutos de reserva en caso de imprevistos. Si vienes un poco antes, no te regañarán por ello. Si no está seguro de poder llegar al lugar a la hora señalada, puede llegar un día antes para saber cuánto tiempo le llevará. Pero en este caso, aún necesita tener unos minutos de reserva.

Lo primero que debe hacer cuando ingresa a una organización para impresionar en una entrevista es saludar a todos los presentes. Sí, no lo escuchaste, con todos. Secretaria, señora de la limpieza, otros empleados: no le cuesta nada saludarlos cuando está en la oficina. También debe saludar a su empleador. Por lo tanto, dejará una impresión no solo en el empleador, sino también en el resto del personal, lo que también es importante.

Al ingresar a una organización, debe apagar el sonido de su teléfono, ya que las llamadas durante una entrevista pueden afectar negativamente la actitud de su empleador hacia usted.

Sonría siempre en la entrevista

Asegúrate de sonreír. Si está asustado o ansioso, no lo demuestre, ya que el empleador puede pensar que usted es inseguro, lo que reducirá significativamente sus posibilidades de obtener el puesto deseado.

Debe sentarse en una silla, sillón o sofá solo después de haber sido invitado. En este caso, su rostro debe volverse directamente hacia el interlocutor y no hacia algún lugar fuera de la ventana o hacia las imágenes.

Prepárese para el hecho de que la entrevista puede no ser las preguntas más agradables que tendrá que responder. Piense detenidamente en sus respuestas a preguntas populares como:

  • “¿Por qué dejó su anterior lugar de trabajo?”
  • “¿Por qué eligió nuestra organización?”
  • “Enumere sus fortalezas y debilidades”
  • “¿Cuáles son tus mejores habilidades profesionales?”
  • “¿En qué salario calcula usted mismo su trabajo?”
  • “¿Cómo puede beneficiar a nuestra organización?”

Tenga en cuenta que cualquier información que diga es muy fácil de verificar, por lo que solo necesita decir lo que sabe con seguridad. Tus mentiras pueden causar una impresión extremadamente negativa en la entrevista. Si se le pide que nombre sus fortalezas y debilidades, no exagere y nombre algo que no tenga nada que ver con su trabajo.

Por ejemplo, si desea obtener un puesto de secretaria, a su empleador no le importará en absoluto si puede tocar el acordeón de botones o no. Debe nombrar solo aquellas cualidades que lo posicionan como un buen empleado, de lo contrario no podrá impresionar en la entrevista.

Causar siempre buena impresión

Si le hacen una pregunta sobre su trabajo anterior y también le preguntan por qué decidió dejarlo, no necesita acusar inmediatamente a su antiguo jefe o colegas de prejuicio o arrojar algo similar. Bastará con responder que en el lugar de trabajo anterior no tenías perspectivas.

También debe formular claramente una lista de preguntas que le gustaría hacer en la entrevista para causar una buena impresión. Además, tenga en cuenta la posibilidad de que le ofrezcan pruebas para las que usted también debería estar preparado.

El empleador también puede recurrir a trucos psicológicos para poner a prueba su tolerancia al estrés y evaluar su capacidad para pensar con sensatez en situaciones críticas. En este caso, lo principal es comportarse de forma natural y abierta. Actúa con lógica, tómate tu tiempo y no tengas miedo de equivocarte. Si se le pide que resuelva un problema, debe estar preparado para el hecho de que no tiene la respuesta correcta. Por lo tanto, el empleador desea probar su exposición.

El humor es inapropiado si la conversación es bastante seria, pero si notas que tu interlocutor lo permite, puedes bromear como es debido. Esto ayudará a calmar la situación y ganará a su interlocutor.

Al final de la conversación, asegúrese de agradecer a la persona por brindarle la oportunidad de tener una entrevista con esta empresa. Incluso si el empleador decide no contratarlo, tendrá una buena impresión de usted. También es importante no olvidar despedirse y agradecer al empleador el tiempo dedicado a usted. Esto seguramente te ayudará a impresionar en la entrevista.

Entradas creadas 10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba