¿Qué son las alfombras antifatiga?

Las alfombrillas antifatiga son un equipo esencial en muchos lugares de trabajo, ya que ayudan a las personas a trabajar de forma más cómoda, más segura y más productiva. Si no está familiarizado con las alfombrillas antifatiga, o simplemente quiere saber más sobre ellas y su funcionamiento, la siguiente guía le proporcionará todo lo que necesita saber.

¿Qué son las alfombras antifatiga?

Las alfombras antifatiga son alfombrillas que ayudan a aliviar el estrés físico del cuerpo, mejorar la circulación sanguínea y reducir la fatiga.

Al estar de pie, los músculos se tensan para contrarrestar la gravedad y mantenernos erguidos. Pero si permanece demasiado tiempo de pie, los músculos se contraen y el flujo sanguíneo se reduce, lo que hace que los músculos y las articulaciones se resientan. Esta tensión en los músculos y las articulaciones se acumula con el tiempo, causando fatiga física y problemas de salud a largo plazo.

Como el corazón se ve obligado a trabajar más para bombear la sangre a través de estas zonas constreñidas, el cuerpo utiliza más cantidades de energía. El resultado es el dolor, la incomodidad y la fatiga.

Estas alfombras industriales permiten que los trabajadores sean productivos y se sientan cómodos cuando están de pie durante largos periodos de tiempo, especialmente en superficies duras. Al utilizar una alfombra antifatiga mientras se trabaja, los músculos se mantienen en movimiento, lo que aumenta el flujo sanguíneo, que reduce la fatiga y el estrés, y se cuida el bienestar de los trabajadores.

¿Cómo funcionan las alfombras antifatiga?

Las colchonetas antifatiga actúan mejorando la circulación alrededor del cuerpo, lo que se consigue creando constantes micromovimientos en los músculos de las piernas. La superficie blanda de la alfombrilla no sólo es cómoda, ya que alivia la presión sobre las rodillas y la espalda, sino que también crea una pequeña inestabilidad que anima a los músculos de las piernas a activarse.

Esto le permite distribuir uniformemente la presión causada por la bipedestación entre ambas piernas, de modo que una de ellas no está tratando de soportar más peso que la otra, lo que le dará una mejor postura y significa que no estará poniendo una mayor tensión en ninguna de sus articulaciones.

Perfil de la alfombra antifatiga

Realizar con frecuencia cambios naturales de posición también reducirá la tensión en los hombros y el cuello, aliviará los dolores de cabeza y quitará presión a la espalda.

Estos movimientos también significan que sus bombas venosas estarán activas, por lo que la sangre será bombeada de vuelta al corazón en lugar de acumularse en sus extremidades inferiores y causar molestias. Será menos probable que sufra problemas circulatorios, que puede correr el riesgo de sufrir si su corazón tiene que trabajar más, ya que esto ejerce más presión sobre las venas.

Además, las alfombrillas antifatiga proporcionan una superficie más suave y cálida para estar de pie, ya que estar de pie en un suelo frío y duro reduce la temperatura del cuerpo, lo que hace que el corazón tenga que trabajar más para calentarse, lo que también causa fatiga.

¿Funcionan realmente las alfombras antifatiga?

Numerosos estudios han demostrado que las empresas que utilizan estas alfombrillas reducen las ausencias del personal y aumentan su moral y productividad.

En un estudio realizado en el Centro de Ergonomía de la Universidad de Michigan en 1987, el ergonomista Mark Redfern llegó a la conclusión de que las diferentes superficies para estar de pie pueden tener efectos dramáticos en la fatiga física. Los trabajadores que estaban de pie sobre alfombras antifatiga podían reducir el nivel de fatiga y malestar hasta en un 50%.

A menudo se asume que la fatiga sólo se produce cuando no hemos dormido lo suficiente o cuando hemos estado físicamente activos todo el día, pero el simple hecho de estar de pie en una misma posición durante un largo periodo de tiempo puede causar fatiga y algunos problemas de salud graves.

Una de las razones se debe a una parte de nuestra anatomía llamada bomba venosa. Con cada paso que damos, los músculos de las pantorrillas se contraen y empujan la sangre hacia el corazón; las venas incluso contienen válvulas para controlar la dirección del flujo sanguíneo.

Sin embargo, cuando nos quedamos quietos este proceso no funciona, ya que sólo entra en acción cuando los músculos de nuestras piernas se relajan y se contraen, como ocurre cuando caminamos, corremos o realizamos otros ejercicios.

El resultado es que la sangre se acumula en las extremidades inferiores y el corazón tiene que bombearla por sí mismo alrededor del cuerpo, lo que hace que nos sintamos más fatigados.

Para más información: anti fatigue drainage mats

Entradas creadas 81

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba